gallery/3ad27ee565ab51a928ed479d6d4e2d2f

Masaje: excepto indicación específica utilizar diluciones del 1-2%, es decir, 40 gotas de aceite esencial en 100 cc de excipiente en aplicación corporal. Para masaje facial y pieles delicadas la dilución es del 0,5%. Es aconsejable iniciarse con concentraciones bajas, sobre todo con los niños, que deben ser tratados con dosis poco concentradas.

Baño: Los aceites esenciales hay que mezclarlos con aceite vegetal, miel o leche para que se dispersen en el agua y la piel los absorba mejor. Para un baño parcial, pediluvio, de asiento..., no utilizar más de 3 gotas de aceite esencial; para un baño completo, echar de 8 a 20 gotas.

Duchas y Fricciones: El número de gotas de aceite esencial disminuirá, respecto al baño, a aproximadamente 3. Al final de la ducha pondremos el aceite esencial en una toalla en los pies, evaporándose así los aceites esenciales y ascendiendo por todo el cuerpo.

Compresas: El uso de compresas es muy adecuado para afecciones como lumbago, tendinitis, hematomas, eccemas, forúnculos, etc. Verter los aceites esenciales en agua caliente, sumergir una toallita o una pieza de lino o algodón, y aplicar sobre la zona deseada. Frecuentemente las dosis totales de aceite esencial no superarán la gota individual.

Cataplasmas y Mascarillas: Las cataplasmas son muy adecuadas para eliminar impurezas a través de la piel, para calmar la irritación, aliviar el dolor y remediar estados congestivos.  Añadir de 2 a 5 gotas de aceite esencial en unos 50 gr de base (arcilla, harina de avena, linaza, etc.). Aplicar la pasta sobre un retal de gasa o muselina, y taparla con otro. Doblar los extremos uno sobre el otro, y aplicarla antes de que se enfríe. Dejarla sobre el lugar durante diez minutos por lo menos, o hasta que se haya enfriado.

Inhalaciones Secas: 1 ó 2 gotas de aceite esencial en un pañuelo e inhalar de vez en cuando.

Inhalaciones húmedas: Calentar agua hasta 38-40º C, que no queme. Añadir unas cuantas gotas de aceite esencial (2 ó 3 gotas), cubrir la cabeza con una toalla. No te acerques al agua caliente más de 30 cm. Además de servir para despejar las vías respiratorias es un magnífico método de sauna facial para limpiar el cutis.

Cremas, Lociones y Tónicos: Es muy interesante el uso de los aceites esenciales en la elaboración de todo tipo de cosméticos y productos destinados a la higiene personal y del hogar. En aplicación facial añadir 5 o 10 gotas en 50 ml de crema o loción. En aplicación corporal 30 gotas en 50 ml.
Advertencia: evitar la exposón directa al sol después de aplicarlo.

USOS DE LOS ACEITES ESENCIALES