ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA - Lavandula angustifolia

Dulces sueños - Armonizante

DESCRIPCIÓN:

El aceite esencial de lavanda es un potente sedante y equilibrante emocional, muy efectivo para disminuir la tensión nerviosa, el estrés y la ansiedad.

Proporciona alivio en caso de cefaleas y dolores musculares agudos. Posee gran efecto tópico analgésico, antidepresivo, antiinflamatorio, antiséptico y antiviral. Es un poderoso hipnótico, muy efectivo al utilizarlo en difusión antes de acostarse en las noches. Hipotensor e inmunoestimulante, refuerza el sistema nervioso.

En afecciones a la piel combate la psoriasis, herpes, acné y quemaduras solares. Es un asombroso cicatrizante en caso de lesiones dérmicas. De gran ayuda durante el parto, ya que refuerza las contracciones uterinas y ejerce a la vez, efecto analgésico y calmante.

MODOS DE USO:

* Diluír en un aceite vegetal para aplicación tópica como aceite de masaje

* Vaporizaciones o difusores 2-3 gotas

* Compresas o baños de tina, adicionar 2-3 gotas en agua caliente o fría.

PRECAUCIONES:

Apto para utilizarse en niños y bebés a partir de los 3 meses. Es un aceite esencial muy seguro y puede ser aplicado puro sobre la piel. No debe utilizarse en caso de alergia a los componentes del aceite esencial. Por ser un suave emenagogo, es preferible utilizar durante el embarazo sólo a partir del 6° mes de gestación. Evitar el contacto con ojos y mucosas.

NOTAS AROMÁTICAS PARA MEZCLAS:

Nota media, nota alta y alta media. Aroma de intensidad media. Mezcla bien con el resto de aceites esenciales. Por estas características, a veces se considera como “comodín” que sirve para “redondear” cualquier mezcla.

COMPOSICIÓN QUIMICA:

alfa-pineno, canfeno, beta-mirceno, p-cimeno, limoneno, cineol, linalol, borneol, terpineno-4, acetato de linalilo, acetato de geranilo, cariofileno.

OBTENIDO POR DESTILACIÓN DE:

sumidades floridas.